32 alumnos consiguen su primer empleo como manitas

Tras la formación impartida por Fundación Incco, los jóvenes han sido contratados para realizar reparaciones en el hogar en Madrid y Barcelona

Una treintena de jóvenes en situación de vulnerabilidad, concretamente 32 alumnos que se han beneficiado del programa ‘Manitas de hogar’ de Fundación Incco, se han insertado en el mercado laboral como “manitas”.

Estas contrataciones se han materializado en Madrid y Barcelona en sectores profesionales relacionados con oficios, reparaciones y seguros para atender a pequeños siniestros en el hogar.

Sus tareas profesionales estarán enfocadas en ámbitos como la electricidad, la fontanería básica o el montaje de muebles; las principales habilidades adquiridas por los alumnos durante este programa formativo.

El perfil de los contratados corresponde a jóvenes vulnerables -algunos de ellos migrantes y menas- que, por circunstancias personales o familiares, han tenido dificultades en su proceso educativo anterior y gracias a esta iniciativa han encontrado una oportunidad de empleo.